Skip to Content

Control de indicadores biológicos en la farmacia

Programas de Salud

"Los farmacéuticos son los profesionales de asistencia sanitaria más accesibles de una sociedad. Siendo en la prevención donde entra en juego el importante papel del farmacéutico como agente de salud cercano al público, estando en situación de proporcionar una detección precoz de enfermedades crónicas y de identificar estilos de vida poco saludables."

En 1998 un grupo de proactivos farmacéuticos iniciaban en sus farmacias un nuevo servicio "El autocontrol de indicadores biológicos asistido por el farmacéutico" denominado Rapid Control®.

"Partiendo de la base del alto grado de credibilidad y confianza del farmacéutico de oficina ante la sociedad, la farmacia es el centro sanitario más adecuado para la detección de enfermos ocultos, no sólo a través de las conversaciones que entabla el público con su farmacéutico, sino con el empleo de nuevos y sencillos métodos analíticos para la realización de campañas de detección de alteraciones en la tensión sanguínea, colesterol en sangre, glucosa..."

El libro Blanco de la Farmacia Europea 1997

El farmacéutico sensibiliza a la población en materia de salud y prevención, ofreciendo la posibilidad de un control de los principales indicadores biológicos.

  • Rápido, cómodo y fiable
  • Orientado a descubrir trastornos frecuentemente asintomáticos y desconocidos
  • Actuando preventivamente

La farmacia realiza una importante labor sanitaria asesorando a sus clientes de las medidas dietéticas y/o higiénicas necesarias o la recomendación de la visita al médico en aquellos casos que los valores estén fuera de los considerados normales. En el transcurso de estos 25 años, más de 6.000 farmacéuticos se implican activamente desde sus farmacias ofreciendo actividades que proporcionen buena salud y prevengan las enfermedades.